Llamado por las víctimas de la pésima calidad de los servicios de salud en Panamá

En las últimas décadas, principalmente tras cruel invasión de 1989, la atención de salud en nuestro país se ha venido deteriorando, tanto...


En las últimas décadas, principalmente tras cruel invasión de 1989, la atención de salud en nuestro país se ha venido deteriorando, tanto en el sector público, atendido por el Ministerio de Salud, como en el  de la seguridad social. Este deterioro  ha sido acompañado  por el desmejoramiento de las políticas públicas en educación, transporte, seguridad, la producción de alimentos y otros ámbitos.

El régimen de la partidocracia presidencialista nunca ha comprendido que un trabajador sano, bien alimentado, educado, que pueda contar con un transporte eficiente, que le permita gozar de suficiente tiempo de descanso en sus horas libres, es garantía de una mayor productividad y eficiencia en su trabajo.
Pero felices con este enfoque inhumano del régimen, las élites empresariales sólo piensa en cómo obtener la mayor ganancia posible, así tengan que construir barriadas con materiales de mala calidad, en tierras de bajo costo por su condición de peligrosidad, como las llamadas tierras inundables, o destruir los bosques para obtener madera o metales de alto valor, como el oro o el cobre, para mencionar algunos, o acabar con el agro, importando todo el alimento que pueda, comprándolo barato y vendiéndoselo caro a la población.
Uno de los problemas más sentidos, producidos por la inhumanidad del régimen político al que estamos sometidos, es la  calidad de los servicios de salud, este uno de los factores más importante en los cuidados humanos, pero lo que ocurre en la Caja de Seguro  Social muestra claramente el escenario arriba descrito: La falta de medicamentos de calidad y en cantidad necesaria, falta de atención médica especializada, y las malas prácticas en los servicios que se brindan en las instalaciones de la seguridad social. Precisamente estas fueron posiblemente las condiciones que acabaron con la vida de los compañeros dirigentes del MIREN, Javier Víquez, quien cumple un mes de muerte, y Roberto Ornano, hace hoy un año. Viquez, entró por unos exámenes de rigor a la CSS, y Ornano por un problema de salud controlable que requería atención, pero ambos salieron sin vida.

El MIREN, herramienta de participación política de los ciudadanos, ha convocado a los panameños a una compaña  de visibilización del problema y para exigir políticas públicas que de fin a la mala atención de Salud, la falta de insumos e instrumental para una atención de calidad y la falta de sensibilidad humana, con que hoy se manejan los servicios de la seguridad social.

En el MIREN creemos en una salud pública de calidad para todos y todas, súmate a esta campaña.

Dado en la ciudad de Panamá, a los 16 días del mes de septiembre, del 2015.

RELACIONADO

seguro social 3052997729354995667
item