Carta a magistrado del TE sobre las reformas electorales que necesita el país

Panamá, 28 de octubre del 2015. Honorable Magistrado Heriberto Araúz Presidente Comisión Nacional de Reformas Electorales E....




Panamá, 28 de octubre del 2015.

Honorable Magistrado
Heriberto Araúz
Presidente
Comisión Nacional de Reformas Electorales
E.S.M.

Magistrado Presidente:

EL Movimiento Independiente de Refundación Nacional-MIREN-, organización integrada por representantes de diversos sectores del movimiento popular, sindical, educadores, estudiantes universitarios, intelectuales y otros, desea públicamente expresar algunas consideraciones sobre las reformas electorales, aprobadas hasta el momento y elevar algunas propuestas de este importante tema, para la Nación panameña.

Recordemos que el MIREN  solicitó formalmente a los Magistrados del Tribunal Electoral, su incorporación al debate de las reformas electorales, como miembro de la CNRE, con derecho a voz, solicitud que fue denegada. Consideramos que el MIREN tiene mucho que aportar, sobre todo sus valiosas experiencias de las últimas elecciones, cuando impulsó la candidatura por la libre postulación a la Presidencia de la República, del Prof. Juan Jované y a otros candidatos para otros cargos. No olvidemos que utilizando argucias politiqueras, se pretendió dejar fuera de las elecciones, al Prof. Jované y a otros candidatos del MIREN, lo que nos obligó a llevar la lucha, al plano político y legal. Recientemente se debatió en este escenario el tema de la libre postulación, a espaldas de nuestra organización, por lo que nos vemos obligados a utilizar este mecanismo, para  hacer escuchar nuestra voz y señalar lo siguiente:

1-La CNRE, presidida por el Tribunal Electoral, es conformada por los representantes de los 5 partidos legalmente constituidos: PRD, PANAMEÑISMO, CD, MOLIRENA Y PARTIDO POPULAR, cada uno con derecho a voto, además del Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales, con derecho a 4 votos, y organizaciones de diversas índoles, así como representantes de los órganos del Estado, Ejecutivo y Legislativo, con derecho a voz.

Frente a la votación en la CNRE, el MIREN considera antidemocrático, que los partidos políticos tengan derecho a un voto  más que la sociedad civil, por la nueva situación de crisis que vive el país y porque casi la mitad de la población no está inscrita en partido político alguno. Se pueden esgrimir otros argumentos sumamente valiosos, como que todos los partidos han gobernado y también son responsables de la situación caótica, que hoy sufrimos todos los panameños.

Proponemos que a la sociedad civil se le permita un voto más, el cual se le debe otorgar al FORO DE LA JUVENTUD, como un reconocimiento a los esfuerzos que hoy realizan, para participar de manera directa en los asuntos nacionales, sin olvidarnos que  son las principales víctimas de la corrupción, ya que ellos no tienen futuro, porque quienes han gobernado, se lo han robado.

2- El actual sistema electoral, controlado por los partidos políticos tradicionales, todos de corte neoliberal,  ha sido diseñado para impedir la participación electoral de los sectores populares, que impulsamos un nuevo modelo económico, humanista y más justo.
En un estudio realizado en materia de inscripción de partidos, resulta que la cuota del 4%, vigente en Panamá, es la más alta de la región, cuando en Costa Rica, por ejemplo, sólo se necesitan 3,000 adherentes para inscribir un partido, pese a tener mayor población y electores  que Panamá. En España, cualquier partido que no tenga representación en el Congreso o en el Senado deberá obtener al menos un 0,1% de firmas del censo de su circunscripción para poder presentarse a las elecciones.

En Chile, se requiere por lo menos, el 0.5% del electorado que hubiera sufragado en la última elección de diputados en cada una de las regiones donde esté constituyéndose.

Otro ejemplo es el caso mexicano, donde la cifra exigida es irrisoria, considerando la alta densidad de la población de ese país. Sencillamente, no hay justificación para mantener en Panamá, ese alto porcentaje, que excluye a las mayorías y permite a los poderes económicos, mantener el control estatal, a través de sus brazos políticos.

Recordemos que en nuestro país, los partidos han perdido su razón de ser y se han convertido en empresas generadoras de empleos, carentes de principios e ideologías. Basados en el clientelismo, pactan con el que sea necesario, para adquirir o mantener prebendas y canonjías, para sus cúpulas, aun a costas de sus bases. Todos los partidos han salido fracturados de las últimas elecciones y no les ha sido posible superar sus problemas internos.

Desprestigiados y débiles  como están, rechazaron la propuesta del Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales de bajar el porcentaje al 1%. Con sus 5 votos, lograron imponer, el 2%.

Para el MIREN, las reformas electorales deben se profundas, que permitan al pueblo panameño ejercer el derecho humano  a ser elegido, por lo que la cuota de adherentes para inscribir un partido, no debe ser superior al 1%, además de flexibilizar el proceso de recolección de firmas. Se debe permitir recolectar esas firmas, también en listas ambulantes, tal como se aplicó, para la libre postulación, lo que abarataría los costos de inscripción. Actualmente, los gastos de movilización del funcionario del Tribunal Electoral  y otros en los que se incurren, con los llamados libros estacionarios, además de la movilización de los simpatizantes, corren a cargo del partido, lo que dificulta en Panamá, la inscripción de un partido de carácter popular. El MIREN exige que se permita el uso de las listas ambulantes y que los costos que se derivan de un libro estacionario, corran a cargo del T.E.

3-Acerca del financiamiento de la campaña, el MIREN, propone que los gastos de la misma, corra a cargo del T.E. y no se permitan donaciones privadas, para evitar el clientelismo político, la prevalencia del dinero sobre valores y sobre todo, que dinero proveniente del narcotráfico y lavado de dinero, se utilice en las  elecciones. El financiamiento debe ser únicamente público, evitando el privado, con topes de campaña, evitando el clientelismo y derroche de dinero. Que prevalezcan las ideas, propuestas y programas, sobre el dinero.

Además, es fundamental que el gasto público destinado a las campañas electorales sea lo más modesto posible, restringiéndolo exclusivamente al debate de las ideas y los programas concretos de acción, propuestos por los diversos candidatos a puestos de elección. El simple hecho que se pretenda un subsidio de aproximadamente B/. 99.0 millones para los partidos políticos, constituye una verdadera aberración, si tienen en cuenta las enormes necesidades insatisfechas de nuestra población. A manera de ejemplo, podemos recordar que está suma es tres veces y media el presupuesto de inversión propuesto para el Ministerio del Ambiente para el 2016, mientras que además supera con creces el presupuesto de inversión previsto para el Ministerio de Desarrollo Agropecuario durante ese mismo año, el cual apenas alcanza a 73.6 millones. Incluso, se puede señalar que los recursos bajo análisis, permitirían, de ser reasignado, a un incremento de casi el 20.0% de las inversiones y transferencias de capital vinculadas con la educación. En todo caso, para el MIREN, el financiamiento electoral no debe ser superior al 0.5, presentado y sustentado por el Foro Ciudadano Pro Reformas Electorales, con los controles propuestos y posibles.

4-Sobre la libre postulación a diferentes cargos de elección popular, la cifra de adherentes aprobada recientemente, el 2% es demasiado alta y equipara a la libre postulación con los partidos políticos. Gravísimo error, ya que la experiencia de las pasadas elecciones, demuestran que no fue fácil, para el aspirante de escasos recursos, alcanzar esa meta, además de las trabas, propias del sistema, como el clientelismo.

Los que asistimos a los debates  en la Asamblea, recordamos que el MIREN  demostró científicamente, que el 1% de adherentes, era cifra demasiado alta en relación con los partidos, por lo que de acuerdo con el tiempo de campaña, la cifra correcta giraba alrededor de 7,000. Al acortarse el proceso electoral, en lugar de disminuir la cantidad de adherentes, la CNRE, la aumenta, limitando la participación ciudadana, actitud que es rechazada de plano por el MIREN, que impulsa una democracia participativa e incluyente, con justicia social. El porcentaje de firmas de adherentes, para todos los cargos de elección popular, no debe ser superior al 1%.

Además, el MIREN propone que el candidato de libre postulación que resulte electo, no debe inscribirse en partido alguno durante el periodo para el cual fue electo, so pena de perder el cargo. Que se respete la voluntad popular.

Por otro lado, se le debe permitir participar como candidato, a todo aspirante que llegue a cumplir con el mínimo de firmas que se requieren, para formalizar la candidatura. Hoy solamente se reconocen como candidatos, a los 3 aspirantes, que más firmas recojan.  Con esa argucia, pretendieron dejar por fuera del torneo electoral, al Prof. Juan Jované.

La construcción de un Estado Democrático y Derecho es una necesidad, el sistema electoral imperante y el modelo económico en nuestro país, colapsaron, las últimas elecciones así lo demuestran. Se necesitan de transformaciones profundas, porque las cosméticas, ya no funcionan. El sistema que favorece a los partidos neoliberales y tradicionales, ha fracasado, ha llegado el momento de dar paso a nuevas corrientes de pensamiento y una mayor participación ciudadana, para construir un nuevo tipo de democracia, la democracia popular, participativa e incluyente.

El MIREN  hace un llamado a  la Comisión Nacional de Reformas Electorales, a actuar acorde al momento histórico que vive el país, víctima de una de las más profunda crisis que ha conocido el Estado panameño. Cuando las instituciones no funcionan y el pueblo no cree en sus autoridades, el pueblo tiene todo el derecho a hacer uso del Poder Constituyente, para refundar el Estado, a través de una Asamblea Constituyente Originaria. Mientras llega ese momento, hay que democratizar el sistema electoral vigente, de lo contrario, estaremos expuestos a vivir las recientes experiencias de Guatemala, cuando su pueblo, cansado de tantas arbitrariedades de los gobernantes, decidió hacer uso de la soberanía popular.

El Movimiento Independiente de Refundación Nacional, MIREN, convoca a las fuerzas patrióticas y progresistas y al movimiento popular, al igual que a todas las fuerzas vivas del país, que luchan por un mundo mejor, a mantenerse en estado de alerta y actuar de manera unitaria, llegado el momento, para defender los derechos del pueblo panameño, incluyendo el derecho a dirigir los destinos de Panamá.


Atentamente,

Prof. Juan Jované
Coordinador General

RELACIONADO

comunicados 1136558296617206267
item